Por Federico Mayor Zaragoza (*)

MADRID, May (IPS)  Ha llegado el momento de plantarse, de decir con serenidad y firmeza que la humanidad no puede seguir padeciendo los inacabables estertores de un sistema que ha desembocado en la gravísima y múltiple crisis actual (social, financiera, alimentaria, medioambiental, política, democrática, ética…).

La moderna tecnología de la información permite hoy la participación no presencial. Y, por tanto, facilita la transición de una economía de especulación y guerra a una economía de desarrollo global sostenible.

El tiempo del silencio ha concluido. De ahora en adelante, delito de silencio.

http://www.cinup.org/susitio/index.php?option=com_content&task=view&id=809&Itemid=38