Alerta para los medios de la CMNUCC: Jefa de la ONU para el cambio climático insta a dar el último tirón hacia un resultado exitoso en Cancún

 

La Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, Christiana Figueres, pronunció la siguiente declaración a las 12:20 el martes 9 de diciembre en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático en Cancún:

 

“En Cancún veo Partes que continúan trabajando juntas arduamente para lograr resultados exitosos y equilibrados que deben ser el siguiente paso significativo en el largo camino mundial hacia una solución completa ante el cambio climático.

 

Bajo la cobertura común de las Naciones Unidas, donde cada país tiene voz, la Presidencia mexicana de la conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático ha establecido un proceso totalmente inclusivo y transparente. Todos los países tienen la libertad de decidir, participar y unirse a la búsqueda del punto medio esencial que nos dirigirá al éxito.

 

Veo la voluntad de las Partes de mover posiciones. Veo un intercambio abierto y activo en las consultas ministeriales, incluyendo el cómo lograr la conciliación política o asegurar las propuestas de mitigación que se han hecho en 2010, claridad en el Protocolo de Kyoto, establecimiento de un fondo para financiamiento a largo plazo y decisiones para implementar acción en bosques, transferencia de tecnología y adaptación.

 

Sin embargo, hay mucho más que hacer. Insto a todas las partes a redoblar sus esfuerzos y a utilizar formas creativas para lograr soluciones, a recorrer la última milla hacia un resultado exitoso.”

 

Saludos,

Oficina de prensa de la CMNUCC

 

 

Sobre la CMNUCC

Con 194 Partes, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) es de composición universal y es el tratado que dio nacimiento al Protocolo de Kyoto de 1997, el cual ha sido ratificado por 192 de las Partes de la CMNUCC. En el Protocolo, 37 Estados, conformados por países altamente industrializados y países en proceso de transición hacia una economía de mercado, lograron compromisos jurídicamente vinculantes sobre la limitación y reducción de emisiones. El objetivo final de ambos tratados es el de estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que prevenga una interferencia humana peligrosa en el sistema climático.